— Artist Statement —
¿Que pasaría si alguien realmente se transformara en animal y olvidara que fue humano? ¿Cómo se comportaría? ¿Qué haría? ¿Cual naturaleza primaría? ¿Cómo interactuaría con otros? ¿Cambiaría algo de cómo es en su realidad?
Con mi obra espero que el espectador, al entrar en contacto con mis imágenes, se pregunte sobre su propia naturaleza y cómo se percibe así mismo.
Considero que el arte debe ser divertido y mágico, que logre transportarnos a lugares fantásticos, que nos permita entrar en la imaginación del otro. Que proporcione las pistas suficientes que le permitan a cualquier persona entender la obra e interactuar con ella en cualquier nivel visual, estético o conceptual.
Soy dibujante. Mi trabajo es materializar mundos imaginarios, y esto lo hago a travez del dibujo. Hago tramas, superpongo trazos y a veces manchas. Trabajo con sensaciones e intensiones mas que con una idea concreta. Cuando empiezo a dibujar no tengo claro que imagen vaya a surgir, más bien qué sensación quiero que esta transmita. 
Mis obras son retratos de animales. A través de ellos encuentro mi forma de expresar la naturaleza humana, su comportamiento, sus sentimientos. No son animales antropomorfos, son humanos que se transformaron en animales y viceversa (teriantropía).
Los estudios de fisiognomía comparativa sugieren que cada persona congrega simultáneamente la naturaleza de todo tipo de animales, felinos, caninos, equinos, etc. Son comportamientos y rasgos físicos con los que nos identificamos, pero sólo aquella característica más sobresaliente es la que constituye el parecido a un animal en particular y determina la naturaleza animal que predomina de cada individuo.
Dibujo animales porque creo que su naturaleza es honesta, no es buena ni mala, no hay héroe ni villano, simplemente se comportan tal cómo su instinto les dicta, sin máscaras, apariencias ni prejuicios.
Al final son los mismos dibujos los que me cuentan su historia, son ellos los que me dicen quienes son y se convierten en un espejo donde el espectador se ve reflejado.
Con estos retratos invito al espectador a verse frente a un espejo. A participar de un juego, en el que los límites de la fantasía y la realidad se borran, y en un acto de teriantropía deje su forma humana para transformarse en su animal interior. Y así entrar a ser parte de este bosque imaginario.